Punalada por la Espalda
TopLevelSecrecy.png

"Maldita sea." El Comisionado Hollands golpeó la carpeta en su escritorio mientras se acercaba a la ventana y se metía las manos en los bolsillos.

La puerta del Comisionado se abrió de manera chirriante y la secretaria privada del Comisionado se asomó. Tambien un visitante inesperado que se encontraba fuera de la oficina del Comisionado.

"Mis disculpas por la interrupción, señor. El jefe de enlace de la Autoridad Charles Goodwin está aquí para verlo."

La organización de la Autoridad había enviado a alguien a la oficina del Comisionado Hollands para ayudar a la Seguridad Monarquica con sus tenues relaciones con la organización del Libro Azul. Sabían que este conflicto interno los mordería en la espalda algún día si estas tensiones no disminuian.

El comisionado Hollands suspiró y volvió a su escritorio. "Muy bien, envíalos."

Movio la silla y se sentó cuando el Jefe de Enlace entró en la habitación, agarrando una carpeta.

"Comisionado Hollands, ¿o es solo el Comisionado Asistente Hollands?"

"Sólo el Comisionado Hollands, hijo."

Al Comisionado Hollands no le gustaban las personas que se referían a él por su título completo. Le molestaba de una manera extraña, pero le gustaba llegar al punto sin presentaciones o refiriéndose a otros por sus tediosos títulos.

"Voy a asumir que eres plenamente consciente de la situación en curso con los cabeza de hojalata en el Libro Azul?" El Comisionado Hollands dijo mientras colocaba sus manos sobre el escritorio.

"Sí, señor, mis superiores y yo somos plenamente conscientes de la situación en la que se encuentra su agencia. ¿Cómo puedo ayudar a que usted y MI13 salgan de esto?"

El Comisionado Hollands se aclaró la garganta y miró al Jefe Goodwin. "Diciendoles que no tenemos ningún interés en cooperar con el Libro Azul ni en cumplir con su solicitud. Preferiríamos que se mantuvieran en sus propios dispositivos."

"Bueno, eso no nos llevará a ningún lado. Y- ¿puedo?"

Goodwin estaba apuntando a la silla que estaba frente al escritorio del Comisionado Hollands. El Comisionado Hollands asintió e hizo un gesto al Jefe Goodwin para que se sentara.

"Gracias. Ahora, ¿cuál es la situación con respecto al objeto que ustedes están sosteniendo? Por lo que he oído, está siendo transportado a una de nuestras instalaciones por…¿protección?"

"Sí, por el momento. El Jefe de Sección de la Oficina de Londres ha ordenado la transferencia a una de sus instalaciones. Es solo una precaución adicional hasta que las cosas continúen como están. No queremos repetir el incidente de 1991, por supuesto."

"Ah, sí, ese incidente…recuérdame ¿de quién fue la culpa?"

En 1991, las fuerzas del Libro Azul habían enviado un equipo para recuperar un objeto que se habia estrellado y que había sido transportado a una instalación británica operada por el MI13. Cuando las fuerzas del Libro Azul llegaron inicialmente, las fuerzas de seguridad que vigilaban las instalaciones les advirtieron que abandonaran las instalaciones. Se negaron a dar marcha atrás. El incidente incrementó las tensiones entre el Libro Azul y el MI13 durante aproximadamente dos días, hasta que el Comité de Actividades Anómalas de las Naciones Unidas (CAANA) intervino e instruyó al Libro Azul para que se retirara después del apoyo unánime del Consejo de Seguridad Mundial al lado de los delegados británicos.

Después de ese incidente, las relaciones del MI13 con el Libro Azul se deterioraron y ambas organizaciones permanecen hoy en un estado hostil y neutral. El Comisionado Hollands no respetó del todo la jurisdicción operativa del Libro Azul en el Reino Unido cuando se trataba de operaciones anómalas relacionadas.

"Era el Libro azul, comenzaron esa transgresión contra el gobierno británico, y no lo tomamos con amabilidad." Dijo mientras se recostaba en su silla.

"Mire, ¿qué tal si ignoramos las diferencias históricas entre usted y el Libro Azul y nos centramos en las cosas más importantes?"

El Comisionado Hollands se burlo mientras se inclino más cerca del Jefe Goodwin.

"Absolutamente, estoy de acuerdo contigo, pero estaban apuntando sus armas a mis hombres mientras intentaban hacer su trabajo para proteger a este país. Mi gobierno no puede simplemente descartarlo, pueden tener el maldito objeto si quieren si este no exhibe ninguna anomalía."

El Jefe Goodwin se rascó la cabeza mientras trataba de encontrar una solución.

"Bien, bien, al menos deberíamos poner al Libro Azul atado por el momento. ¿Qué hay de aprobar una resolución en el Consejo de Seguridad Mundial de la CAANA para iniciar una investigación y posiblemente tener el Jefe de Operaciones Europeas del Libro Azul suspendido?"

El Comisionado Hollands permaneció en silencio por un breve momento hasta que se levantó de su silla extendiendo su mano para un apretón de manos. El Jefe Goodwin también se levantó y estrechó la mano del comisionado.

"Muy bien, propondré este asunto al Director General."

"Está bien, se lo transmitiré a mi superior en el Sitio-007 y apoyaré su decisión en la próxima reunión de la CAANA"

El Jefe Goodwin se dirigió a la puerta.

"Espere."

El Jefe Goodwin se detuvo en la puerta y se volvió para mirar a Hollands.

"El Libro Azul no va a salirse con la suya fácilmente. Van a obtener lo que quieren."

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License