Necrochilopoda
1

Los Necrochilopoda son criaturas que pertenecen a la rama de las criaturas de procedencia cósmico-demoniaca, de repulsiva apariencia y no mas agradable propósito de existencia. Pueden ser creados o invocados. Los Necrochilopoda tienen una burda apariencia que intenta imitar hasta cierto punto la apariencia de un ciempiés, sin embargo, lo que los hace terriblemente repulsivos es su compostura, hecha a base de cadáveres humanos quienes fueron cosidos o entrelazados entre si. Su cuerpo presenta segmentos que imitan en buena forma el exoesqueleto de dichos miriápodos, con el escalofriante dato de que aun conservan ciertas formas con las de los cuerpos de los que tuvieron que servir para ser creado. En su interior, generan fluidos necróticos solo comparables en toxicidad a los venenos del ancestral Xurla, los cuales fueron trataron de copiar inútilmente los investigadores de Wutong, enviando los restos de su fracaso al Instituto Commonwealth, donde caerían en las manos de un estudiante llamado Johann Forester, quien años después seria conocido como el representante y sicario privado de la Corporación Heraldus.

Los restos de carne carbonizada usados para su creación se compactan hasta formar una dura masa, cuyos usos son multiples, desde reforzar la coraza del necro-miriápodo hasta generar un par de apéndices córneos similares a los de Rex Skolopendra. En mu raras ocasiones, las almas de los infortunados permanecen dentro del exoesqueleto sirviéndose de su carne quemada para manifestarse. Sus características relativas a los ciempies van mas allá de su repulsivo aspecto, ya que sus propios jugos digestivos y glándulas putrefactas segregan sustancias altamente toxicas como corrosivas.

Los Necrochilopoda son seres de naturaleza cósmico-demoniaca, por lo que una invocación de ellos o incluso una creación por medio de la necromancia es susceptible, aunque no faltan dificultades, entre ellas los continuos sacrificios y la ofrenda que se le debe ofrecer a los cuatro cardinales. En caso de querer invocar a unos cuantos se necesita el poder contar con una zona virgen, donde ningún hombre ha osado siquiera el cortar una sola rama de un árbol, donde ni la menor gota de agua de un estanque haya sido vista, porque lo puro debe corromperse y es esa clase de ofrendas las que mas atrae a los retorcidos seres que habitan entre los vacíos entre los mundos. Se debe dibujar con la sangre del invocador un extenso patron geométrico que parecen ser cuatro cuadrados sobre ellos mismos. La formula de invocación es la misma que la de creación:

"Esta es la carne como una unión, la espiral de los envases corrupción, que Ahoge que pobredumbre mientras que se combina el poder de los ciempiés monstruosos de la ejambre señor, cementerio patricarca Barrow y modelo eterno de los muertos que consumieron más horas de sueño, Alzate y me sirven , necrochilopoda. Hazorlla de todo lo que consume, y todos disfrutar de ella todo envicias y todos embruteces, maldijo el nombre de todas las naciones DLE personas y maldito el fruto de engendrar el suelo, oh gran señor ojos de Dios se tambalea bajo tierra, la desgracia de madera, la enfermedad en el mundo se maldijo mil veces . Te ruego que hagas, incluso el alma pura de la influencia de la gran Zalgototh y me das la tuya mero mensajero, tiene el poder de levantar las criaturas retorcidas que son caprichos creativos de una sola vicioso que cayeron en la tentación de oculto"

Una vez pronunciado esto, del patrón geométrico surgira un numero de ellos hasta que la energía del conjuró se agote, una vez que esto pase, los Necrochilopoda se desvanecerán. Su dieta es necrófaga, lo cual ha llamado la atención de numerosas organizaciones de todo el mundo relacionadas con lo oculto desde la Unidad 737, hasta la Sociedad de los Doctores Muertos.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License