La Sirena
Mermaid

La Sirena es una Manifestación del Miedo a Uno Mismo. Ella está relacionada con La Madre de las Serpientes, debido a que sus métodos de caza se sobreponen.

La Sirena se presenta ante sus presas con la imagen idealizada de lo que las personas quisieran ser, realizando todas sus esperanzas y aspiraciones por un fugaz momento, burlandose de sus fallas y deficiencias.

Tiene una afinidad particular por el agua y se libera a través de imágenes breves, como el reflejo del agua o en los sueños de sus víctimas para comunicarse con estos o con sus sirvientes.

Ella posteriormente persuade a sus víctimas a que se ahogen así mismas en el mar, atandose sus talones juntos.

Su Dominio es el Baúl de Lágrimas, una serie de cavernas vidriosas en lo profundo del océano.

Desde ahí ella exparse su influencia por los mares del mundo, bebiendo de las mentes de aquellos que son propensos a las dudas o se odian así mismos.

Ocasionalmente, cuando ella encuentra un alma afligida por una particularmente deliciosa forma de agonía, ella les da un venenoso regalo: una vida perfecta por el resto de la eternidad al costo de la carne de otros. Estos sirvientes, los Depredadores, son usualmente elocuentes e irresistibles, pero el agua los revela como los monstruo que en verdad son.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License