La Niña sin Nombre
Image Unavailable

Es la primera manifestación del Miedo al Compromiso. Usualmente aparece como una niña inocente, sin embargo para aquellos que la observen su rostro parecerá mal, con proporciones torcidas en su cara. Fotografías de ella lo muestran con rasgos reptiles. Es una cambiante que se disfraza a sí misma como una huérfana para ganar simpatía de sus más recientes blancos, quienes se encargan de hacerse cargo de ella. Otras veces implantara falsas memorias en las mentes de sus víctimas haciéndoles creer que ella siempre ha sido su hija. Conforme el tiempo pasa, las víctimas se obsesionan cada vez más con hacerse cargo de ella, a expensas de todos los demás en sus vidas. Hasta que un día la niña desaparece, dejando a las víctimas sin propósito alguno.

La Niña sin Nombre tiene dos tipos de Sirvientes: Aquellos que deja atrás y que tratan de buscarla sin descanso se llaman Errantes. Si estos son suficientemente afortunados para encontrarla, la Niña le susurrara algo al oído, posiblemente su verdadero nombre, y ellos se convertirán en los Sin Nombre. Todo recuerdo de quienes son se perderá y serán devotos a la Niña. Se sabe que la Niña sin Nombre suele matar por celos a otros niños que duermen o recién nacidos que están en su presencia.

Otros nombres conocidos de la Niña sin Nombre son: la Deriva, la Cambiante, la Niña Reina de las Lamentaciones, Cariño, la Hija de Todos, Piel de Burro, Dorothy, Fidelitas, Gretel, la Niña Aflicción, Hebe, Lacrimosa, Loreley, Pequeña sin Nombre, la Chica Pérdida, Amante sin Ningún Nombre, Vástago, Nuestra Eterna Amada, Preciosa, Sarah Richter, Ella Quien Se Lleva a la Gente, Tsitra y la Pariente Llorosa.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License