Habia una Vez una Triste Medianoche

Sus Alas de Cóndor

Parafraseando al Cuervo "Nunca más".

Un hombre enmascarado con pájaros dentro de él. ¿Suena familiar? Debería, al menos si llego a la multitud a la que quiero llegar. El Bastardo sin Rostro, aparentemente se llama a sí mismo. O le llaman. Ambos, supongo. Él es un cabron en verdad, es el punto.

Por lo que se, tengo mis razones para no gustarle al chico. Más allá, ya sabes, de su estado como un asesino en serie enloquecido con pájaros dentro de él. Para empezar, el chico mató a mi novia. Los pájaros lo hicieron, de todos modos. Entonces…hay un poco de resentimiento personal allí.

Solo un poco.

No creo que su muerte haya significado mucho para él. Quiero decir, ¿por qué? El tipo ha matado a mucha gente. De alguna manera, sin embargo, eso hace que sea aún peor.

Yo me encargaré. Espero. Quiero decir, no es como si pudiera pagar la terapia. A algunos de nosotros nos gusta glorificar a los Corredores, pero básicamente somos personas sin hogar. Claro, estamos sin hogar debido a los horrores eldritch y no gracias a ser explotados por caballas corporativas, pero el resultado es en gran parte el mismo.

(La terapia, en este escenario teórico, es para lo obvio, es decir, lidiar con el trauma de perder a un ser querido por un monstruo aparentemente imposible, y estoy hablando de el Sin Rostro aquí, no de la Convocación), así como para la paranoia y la desesperación que viene con nuestro…trabajo, si puedes llamarlo así.)

De todos modos, todo eso es una forma indirecta de decir: ¡hola! Soy un Corredor, y realmente no me gustan los Nidos. Esperemos que dure más de unos meses.
- Poe

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License