Grupos de Interes

Un Tratado Sobre Aquellos Conocidos

Adjunto como lo solicitó; sin embargo, ahora me tomaré un momento para recalcarle que no me gusta que me ordenen como un sirviente de estos pequeños. Tengo deberes y trabajo que ni ellos-ni usted, si es sincero consigo mismo, entienden completamente o aprecian la gravedad de. Confiaré en que, si se requiere información adicional, la buscarán ellos mismos, ya que no tengo el tiempo ni el interés de ayudarlos más. Otros han venido antes, otros vendrán después-las puertas deben estar abiertas.


Sobre los Carceleros

Con sus tintineantes llaves, los Carceleros se sientan en sus profundas catacumbas y observan a los otros con ojos cubiertos. Ellos esperan y miran, pero cuán raramente ven. Y el arrebato que toman como un ataque de sus cautivos, no lo ven como lo que es, un grito de ayuda que es escuchado y algunas veces respondido Nos buscan en los lugares tranquilos, en esos lugares donde los mapas no pueden tocar o escriben en el papel, pero no logran saber que estamos frente a sus narices esperando, mirando, esperando para abrir la puerta y salir, tomando todo el resto de nosotros con ellos. Ellos esperan y sus llaves se vuelven más pesadas y pesadas, y nuestra hermana siempre esta paciente en su telaraña.

El grupo conocido como los Carceleros se refieren a sí mismos como "La Fundación". Son, en muchos sentidos, los más antiguos y peligrosos que nos usarían para su propio beneficio. Son fríos, meticulosos y vigilantes, y si alguna vez encuentran la manera de abrir las puertas o extraer ese conocimiento de uno de nuestros agentes, nos encontraríamos en una situación desesperada. La primera mención conocida de ellos proviene del texto de 1344 "De los Malditos", que los menciona en el tiempo pasado, como si siempre se hubiera conocido que estaban aqui.

El libro mismo habla de aquellos que habían sido abandonados al cuidado de los Carceleros, pero la primera instancia de referirse a ellos mismos como tal fue la historia de Cullahain Binhalateeb1 de dejarse capturar en un intento por salvar su hermano de sangre (otras fuentes dicen amante), a quien encontró torturado y mutilado. Hasta donde sabemos, Binhalateeb fue el primero en referirse a ellos como tal.

Actualmente, aconsejamos a todos que se retiren rápidamente si se detectan los Carceleros. Solo seis veces en su historia hemos logrado adentrarnos en sus fortalezas, y solo dos veces hemos escapado ilesos. Fuimos afortunados de tener ayuda para arrebatarles la Voz de Dios2 de su posesión, y si la oportunidad llegara a estar disponible, derrotaremos al Gran Traidor3 a quien protegen, pero hasta ese momento déjalos ser. Una víbora debe saber cuándo golpea un talón blindado.


"Los ojos que alguna vez habían brillado con la vida ahora estaban embotados y vacíos, y aunque le di un golpe con el brazo, él no respondió a mis ruegos o preguntas. Entre sus piernas y extremidades había quemaduras y cortes utilizados por sus Carceleros para extraer la información que no daria voluntariamente, y en su boca, descubrí que no había lengua ni dientes, y su hermosa voz se quedó en silencio. Al principio, temía mi propio destino en esta mazmorra, pero luego, me convertí en un grifo cierta cierta fuerza en lso brazos y ojos, y juntos, escapamos, pero corté la garganta de mi hermano y lo dejé sangrar en el suelo en lugar de lo dejó atrás, y su sangre lloraba gracias por liberar su alma de la esclavitud." —Cullahain Binhalateeb, "Sangre mi Sangre"4

1: Las nuevas aventuras de Binhalateeb se pueden encontrar en El Libro de Máscaras y Enanos.
2: Cómo se apropiaron de tal cosa es desconocido, y debemos temer que haya más manos trabajando aquí que las nuestras.
3: Puedo sentir tus ojos en esto, Viejo. Estamos viendo. Estamos esperando. Danos tiempo. Caerás.
4: Extraído de De los Malditos.


Sobre los Quemalibros

Sus antorchas no son nuevas para nosotros, Aunque traen una tristeza más nueva, Cuando la tinta se configuró por primera vez en la página, Las llamas iban a seguirla pronto, El conocimiento es temido, y nosotros somos aquellos Quienes lo guardan y lo mantiene seguro, Así que recuerda, cuando vengan los quemadores, Que ya hemos visto su tipo antes. 1

Los Quemalibros son un pequeño y nuevo grupo de hombres ignorantes y temerosos que hacen lo que hacen todos los hombres ignorantes y temerosos: destruir. Son, tristemente, humanos, y como tales, son presa de todos los defectos de los que los humanos son víctimas: el deseo de destrucción, el odio a las cosas desconocidas y el miedo a lo que no entienden. Mientras los Carceleros al menos se acercan a nosotros con una fría y meticulosa curiosidad, los Quemalibros preferirían vernos destripados y muertos, abandonados en las cunetas para ser arrastrados como basura. No hace falta decir que nos deleitamos en arruinar sus planes.

Los Quemalibros aparecieron por primera vez al final de los Treinta Años de Dolor, poco después de que el Gran Dragón destruyó un fragmento del Ala Este. Se dieron cuenta de nosotros a través de los Carceleros, y desde entonces, han cazado incansablemente a nuestra gente. Son simplemente los más recientes en una larga lista de sarracenos, cruzados y mongoles que solo tienen interés en la violación y la muerte, como lo observó Plutarco3.

Deben evitarse, pero nunca temerles.


"Las naves del César estaban encendidas, sí, brillando lo suficiente como para iluminar el cielo, y al hacerlo, envió hombres por docenas a la biblioteca y colocó sus espadas en los brazos, piernas y ojos de aquellos hombres que estaban esperando y mirando y escribiendo desesperadamente. El puño de Gran César deseaba aplastar la verdad en las profecías y cambiar el paso del tiempo y la historia a su favor, pero no pudo hacerlo, por supuesto. Las Bibliotecas de Alejandría ardieron, pero los libros ya no estaban allí." Lucius Mestrius Plutarcus, "Locuras del César y la Fundación de la Biblioteca"

1: Graffiti grabado en el baño de hombres de las Naciones Unidas en 1981.
2: Se pueden encontrar otras obras pérdidas de el Gran Mordaz en el Libro de Nombres Perdidos y Cielos.
3: La relación de Plutarcus con Chanakya, el Archivista en este momento, es en gran parte desconocida, aunque se sabe que se le permitió ingresar al Quinto Archivo tres veces, más que cualquier otro ser humano hasta la fecha.


Sobre el Colgado

Su mano moteada siempre está agarrando. Por el fin de la vida, una muerte empalagosa. ¿Dónde vas a correr, oh hombre de la humanidad, Cuando el Rey Colgado venga por tu último suspiro?1

El ser actualmente conocido como el Rey Colgado2 fue en algún momento un residente de la Biblioteca. Sin embargo, durante su residencia, la Biblioteca se hizo cada vez más insular, cada vez más depresiva en su alcance. Estos problemas finalmente llegaron a su ápice hacia fines del Siglo XI, cuando una gran cantidad de conocimiento se extrajo repentinamente de la Biblioteca y se perdió3. El temor al conocimiento y al crecimiento personal en el mundo exterior alcanzó una altura que tardó siglos en repararse, y los restos de estos sentimientos continúan hasta hoy.

El mismo Rey Colgado es una cosa antigua e incognoscible con más nombres que las estrellas. Los antiguos manuscritos babilónicos de los que creció fueron destruidos, pero cada vez hay más ejemplos de su influencia. Algunos lo consideran como la fuente original de miedo para aparecer en palabras escritas, mientras que otros afirman que es mucho más antiguo.4


Thaume:

¡Pero ay, mi amor, no sé qué decir.
A ti, para que no te haga perder el
tiempo! ¡Temo, mi amor! Temo perderte
¡Hasta los últimos tiempos! Voy a abrir las puertas
De la biblioteca y te buscare allí, y
¡Lo quemaré con el fuego de mi amor!

—De La Tragedia del Rey Colgado, Acto 4: Escena 2. Desviación de Virginia Occidental, 1946.5

1: Este verso corto se encontró en una lápida cerca de South Chayanne Point, California, en 1983. No se encontró ningún cuerpo en la tumba, y el único grabado en ella fue catalogado como FH Según el jardinero, la lápida apareció 'durante la noche'.
2: Los nombres anteriores que se "reclama" han sido mantenidos por el ser incluyen: Apotheon, Pinyin Si y Nergal. Al menos uno de estos, Nergal, se sabe que es falso.
3: La información fue, en gran parte, restaurada después del final de la Edad Oscura y el regreso del Renacimiento.
4: Para una discusión más completa, vea "El Retorno del Conocimiento, El Renacimiento de la Vida" por M. Simoni y Chester T. Cobblehewer, de 1560.
5: La Desviación de Virginia Occidental todavía es considerado por la mayoría de los lectores como el mejor, aunque muchos ahora lo consideran excepcionalmente florido. Para una colección completa de desviaciones, consulte la bibliografía del Cardenal Jay.


Sobre los Mercaderes

Había una vez un hombre
con un corazón frío, frío,
Lo intentó y lo intentó.
¡Pero simplemente no empezaría!
Vivio en una mina
y él gritó "¡Caray!
¡Me quedaré en la noche! "
Así que lo llamaron Dark.
1

La Biblioteca continúa teniendo relaciones cordiales con la encarnación más reciente de los Comerciantes, que se llaman a sí mismos Marshall, Carter and Dark ltd. Ellos, a cambio de pequeñas sumas o copias de textos perdidos, han penetrado en las guaridas de los Carceleros y los Locos para nosotros y han recuperado los artículos necesarios, al igual que sus predecesores. Mientras que sus dos compañeros visibles, los señores Marshall y Carter, que creen ser la única institución de este tipo, las versiones de los Comerciantes han existido a lo largo del tiempo. El Gypsimnum, Shylock's Quarter, y el Mercado Negro ha desempeñado anteriormente el mismo papel, cada uno de los cuales también creía que eran los primeros. Tal es el camino de la innovación.

El tercer miembro del grupo, el Señor Dark, es un tema de interés para muchos miembros de la Biblioteca. Se sabe y verifica que el mismo Dark que dirigió el Gypsimnum a través de donaciones clandestinas también mantuvo varias tiendas en Shylock's Quarter2. Además, el método por el cual Dark se comunica es a menudo confuso. Muchas veces se han encontrado libros en la Biblioteca con inscripciones o marginalia3 firmados con Dark4, a menudo se refieren a una situación que se debe aprovechar rápidamente. En cada caso, hemos extraído con éxito servicios de la encarnación actual de los Comerciantes a cambio de esta información, a menudo para satisfacción de ambas partes. A pesar de esto, se aconseja a todos que tengan cuidado al tratar de hacer tratos con los Comerciantes. Es raro que estén satisfechos con intercambios equivalentes; tales negocios hacen difícil obtener una ganancia.


Sí, Ser Gryphon5, esa es mi preocupación también. Me temo que, si la Biblioteca no se custodiara con más cuidado, estos textos podrían caer en manos de quienes los usarían mal. Recuerdo que una vez, al leer el Voynitch traducido con su señor Dee6, los dos comentamos lo impresionados que estábamos con los guardias ya instalados. Sin embargo, debo animarles a que eliminen los textos del Ala Este en unos años. No por mucho tiempo. Pero el tiempo suficiente.

A cambio de esto, espero que transmitan la información adjunta a mis asociados7 y realicen un extenso estudio del Tercer Valle de los Reyes.8

respetuosamente tuyo,
Sr. Dark, 1704

1: Este poema se encontró escondido dentro de un libro vacío y en blanco titulado The Ledger. Se cree que fue un verso corto no incluido de un libro de rimas para niños, Songs for Success, Verse for Verisimilitude, escrito por el Sr. Johann Dark, quien, a nuestro entender, murió en 1643.
2: Según lo verificado a través de archivos y recibos.
3: Un registro completo de estos se ha puesto a disposición de los interesados en el Archivo de las Artesanías Espirituales y Mercantiles, Ala Bosónica, Cuarto Piso.
4: La firma, en cada caso, ha sido verificada completamente por medios tanto arcanos como espirituales.
5: El Gryphon fue el quinto y más antiguo servidor de la Biblioteca.
6: Se cree que esta referencia fue al doctor John Dee. El Dr. Dee no era miembro de la Biblioteca, ni se le permitió acceder a la Biblioteca en ningún momento.
7: La información incluida fue un verso bíblico cristiano que se refiere a la crucifixión y la frase: "E. I. Co., todo dentro."
8: El Gryphon tomó esto en consideración, reubicando los textos en el Ala Este y cerrando esa parte de la Biblioteca. Poco después, se llevó a cabo la recuperación de los rollos de debajo de El Cairo, y el Ala Este se utilizó para su almacenamiento.


Sobre los Devotos

¡Te saludo!
¡Te saludo!
¡Te saludamos, oh Señor!
¡Te encontraremos!
¡Te curaremos!
¡Nosotros te adoraremos!
¡Tú, nuestro Señor!
1

Los Devotos son miembros de una fe, La Iglesia del Dios Roto, que actualmente están siendo examinados cuidadosamente por muchos habitantes de la Biblioteca.2 Los Devotos creen que una colección de artefactos esparcidos por todo el mundo, en manos de varios grupos.3 y los coleccionistas de lo arcano4, son de hecho las piezas de un ser deífico. Mientras que ahora están intentando reconstruir este ser, actualmente hay un debate en la Biblioteca con respecto a su proceso, a saber:

¿Existió este ser una vez y se rompió, o nunca existió y está orquestando su propia concepción?5

Aquellos que creen que existió una vez, continúan teorizando sobre lo que podría haber sucedido con algo tan integral a la función del mundo que dejaría de estar completo. Los otros creen que, en algún momento en el futuro, el ser llegará a existir e instruir a sus creadores sobre los métodos de su construcción en el pasado. De cualquier manera, la posibilidad de una séptima fe verdadera6 es fascinante para la mayoría de nuestros habitantes, y la Mano está observando a este grupo cuidadosamente mientras buscan respuestas propias.


“Es, en verdad, fascinante de ver. Es como si los antiguos católicos estuvieran inspirados a tomar aceite de máquina en lugar de aceite de oliva, mojando sus cabellos en él alabando un espíritu que casi sentí. No he sentido tal sensación desde que estaba en presencia de las arenas de Mohammed en el desierto, y debo insistir en que estas personas se tomen mucho más en serio que nosotros. ¡La génesis de este Dios importa poco! ¡Solo que El existe, y aun yo puedo sentirlo! Lo tiene todo, lo protege todo y, de alguna manera, es comprensivo. Debo aprender más.” –Mohammed bin Abdullahtif al Kraidees, Comunicacion de Abril 17, 19987

1: Del libro de oraciones de los niños de la Iglesia del Dios Roto, Amor por el Puro
2: Actualmente, no menos de treinta miembros de la Biblioteca están investigando las diferentes ramas y sectas de la iglesia, enviando informes sobre su ir y venir casi a diario. Es común que estos ojos y oídos de la Mano intercambien sectas periódicamente, por lo que un comunicado a menudo puede cambiar de nombre. Por favor, haga una referencia cruzada con cuidado para evitar confusiones.
3: Actualmente, los carceleros están en posesión de varias piezas. Se ha sugerido que liberemos a uno o dos de ellos para que los Devotos puedan ganar su confianza para nuestras observaciones.
4: Se cree firmemente que al menos una parte de la deidad de los Devotos está actualmente en manos de un coleccionista privado que la compró en la Casa de Subastas de Christie en 1989. Este hombre solo es conocido por un seudónimo: COG. Es necesaria una investigación adicional.
5: Para obtener más información, consulte el extenso texto de Mohammed Alsharanai, The Sundering of Holiness y el breve tratado de Heinrich Richter Omnipotence Transcending.
6: Para los dictados completos de las religiones verdaderas, la serie actualizada y revisada de Elliot Schmidt Upon Faith (que incluía un examen del mormonismo y eliminó mucha información errónea sobre los cultos caníbales retenidos de la versión 1644) es fuertemente recomendado.
7: Mohammed bin Abdullahtif al Kraidees no ha sido visto, escuchado, contactado o adivinado desde este tiempo. Muchos asumen que su alma está ahora más allá de nuestro alcance, un hecho que muchos miembros de la Mano encuentran perturbador.


Sobre el Nunca Fue

Hola, señor! Hola, señor!
¿Cuál es tu nombre?

Ven y déjame comer tu alma,
y nos llamarán igual.

¡No señor! ¡No señor!
¡Mi alma es solo mía!

Muy tarde, muy tarde niño,
Ahora habito en tu casa.1

Hay cosas que son más antiguas, más peligrosas y más terribles que cualquier cosa que existe, y esas son cosas que nunca existieron, y nunca existirán, y no existe. Pero ellos quieren. A estos seres los llamamos los Nunca Fueron. Se desplazan por los rincones ocultos de los lugares, siempre fuera de la vista, "confeccionados de restos de historias olvidadas, epopeyas perdidas y sueños abandonados".2

En la antigüedad3, los Caminos eran brillantes y claros hasta donde podías ver, con árboles frutales que ofrecían una recompensa a los viajeros a cambio de las leyendas de sus mundos. Sin embargo, a medida que más y más personas soñaban y se perdían, contaban historias que fueron olvidadas y murieron sin conocerse a sí mismas, los Caminos se hicieron más y más oscuros, y luego, según se afirma, aparecieron los de Nunca Fueron.4 Otros afirman que los Nunca Fueron son meramente las almas de aquellos que honraron a los dioses muertos, en busca de una oportunidad de llamar a otro para la salvación5, mientras que otros todavía dicen que son simples inventos de la imaginación a los que se les ha dado forma y cuerpo elementales.

En cualquier caso, los viajeros de los Caminos comenzaron a desaparecer y comenzaron a aparecer seres que no deberían haber existido. Sin embargo, un Nunca Fue completamente realizado no se ha visto en milenios, ya que también se aprovechan unos de otros. Una existencia que es alcanzada normalmente es devorada por sus parientes casi instantáneamente.


"No hay nada más peligroso para quien camina por los Caminos, ya que estos seres codician su existencia nuevamente, hasta el punto de robar el de otro. El hecho de perderse en los Caminos seguramente atraerá su atención, y si uno se acerca a usted, parece casi real, como si se tratara de un cuadro en un lienzo que parece que podría salir en cualquier momento: luego corren." — De Pisadas al Infinito de Harliss Cabernatch6

1: De El Cambiante y el Cubo, publicado en 1911.
2: De Leyendas del Amanecer del Hombre y otros Mitos Verdaderos, por Thorg de el Norte Antiguo
3: Como se reportó en la plausiblemente apócrifa Visiones del Pasado Distante por Serpentis Hubridibidis, el nom de plum de Edwin Smythe, 1972.
4: Hay miles de relatos de los Nunca Fue en varios libros, aunque la mayoría de ellos deben considerarse como ficción. Si se reporta que un Nunca Fue ha hablado, considera la historia errónea, ya que los estudiosos generalmente aceptan que un Nunca Fue solo hablará con aquellos que ya han atrapado.
5: Para un examen fascinante de este y otros temas similares, consulte Fes Caidas y el Alma Eterna de N. Bennardo Malki.
6: El libro de Harliss Cabernatch aún no se ha escrito, pero se encuentra citado en varios textos. Es considerada la principal fuente de información sobre estos seres.


Sobre el Sin Nombre

Vengo y me voy
Como yo quiera y me plazca
Nunca se sabe
Que tan apretadas estas bobinas aprietan
1

Ha habido, en la historia de la Biblioteca, solo un puñado de los que se apartaron de nosotros. Más recientemente, el que se llama el Gran Traidor ha huido de nuestros pasillos y se ha escondido. Sin embargo, el primero siempre será el más memorable, irónicamente. El Sin Nombre traicionó a la Biblioteca cuando permitió que una pequeña fuerza de criaturas entrara en ella, atrapada por sus encantos, intentando penetrar en las bóvedas más profundas por razones desconocidas. Antes de esto, era un erudito bien considerado de nuestra tradición y encantos, uno de los más grandes historiadores de la Biblioteca.

En represalia, los primeros abrieron cada libro que contenía su nombre y lo eliminaron del texto, eliminándolo incluso de sus recuerdos y los recuerdos de todos los que lo rodeaban, y lo dejaron sin nombre, despojándolo de la mayor parte de su poder. Sin embargo, de alguna manera ha persistido en el tiempo, y continúa persiguiendo sus metas con obstinación. Aunque es mejor dejarlo como está- olvidado. A los que se encuentran con él se les aconseja huir.


Se dice que una vez hubo tres llaves2 en las puertas, y que la primera siempre fue llevada por el Bibliotecario, y las otras dos fueron entregadas a las más confiables, para abrir las puertas y cerrarlas según sea necesario de los que conocían los caminos pero no fueron bien recibidos. No pasó mucho tiempo, en los recuerdos de los vivos, olvidar esas formas secretas, ya que eran codiciosos con su conocimiento e incapaces de recordar claramente aquellos conocimientos que están escritos en su propia sangre. El bibliotecario aún conserva su llave, en caso de una emergencia lo suficientemente grande como para que las puertas deban estar selladas, y la otra está en manos de los Carceleros, quienes afortunadamente no conocen su poder. [TEXTO OBSCURECIDO]3 De el tercero es mejor no hablar.4”– Los Pasajes y los Caminos, [Autor Original Perdido]5

1: Este verso se encontró garabateado en el lado interior de la puerta de la Biblioteca que no se había visto en siglos. La puerta estaba sellada, pero se encontró abierta varios meses después. Todavía no se sabe cómo sucedió esto, aunque en la actualidad, la desfiguración se atribuye al Sin Nombre.
2: Se cree que estas claves son metafóricas. No se conoce información sobre una clave física, aunque cuestiona si la "en poder de los carceleros" es realmente metafórica, física o simplemente una forma de conocimiento.
3: El texto siguiente fue eliminado de la página por medios desconocidos. Cualquiera que lo mire ve palabras, pero están oscurecidas, sin sentido y cambian con el lector.
4: Al final del texto oculto, esta línea siempre aparece, con una cuidada escritura a mano. Una comparación de esta escritura a mano con la que estaba garabateada en la puerta no utilizada mostró que las dos no coincidían.
5: La tradición afirma que este texto fue escrito originalmente por el Harlequin, que todavía es bien conocido y bien considerado por otros textos.


Of the Remnant

We are gone, we are forgotten,
We lords of ancient worlds,
The prayers and orations are
Only stories to our children now.
Once we were the kings of glory,
And now we are but memories.
The Remnants of a better time.
1

The cast off gods, drifters, and vagabonds from worlds that have moved on to other things. Living nightmares and forgotten divinities joined together by a single purpose: being remembered. Most of these creatures believe that if they add a book to the Library telling of their life, belief system, or power, they will achieve immortality. While this is true after a fashion2, most fade away during the writing, as they come to the Library only when at their most desperate. 3

A small legion of these beings joined together at one point4, calling themselves the Remnants, professing that they would believe in each other to achieve their goals.5 Occasionally, a deity long thought dead will be seen wandering through the aisles of the Library, searching for their holy book to remind themselves of who they once were. Often, these beings are recruited by the Remnant, who take them to some place deep beyond the Ways for reasons unknown. 6


“A place where you can continue and live for as long as you wish, with others of your own kind of understand the pain you’re feeling. You need not fade into shadows and be lost, only to be dragged from your grave whenever an archaeologist recites a prayer or a child sees your name in a book of myths. We will remember you, just as you will remember us.” –Nergal, Envoy of the Remnant7

1: This inscription was found on a marker deep in the Ways by Sophotic Farscrier, a diviner of potent accuracy whose soul vanished shortly after attempting to follow the further directions on it.
2: What could be more enduring and immortal than the written word? -L.S.
3: For a fairly accurate, though painfully dry, examination of gods and their substance, consider the perennial Days of Ishtar, the surprisingly analytical diary of the Mesopotamian love goddess. Additionally, an excellent text on the generation of species.
4: The exact date is difficult to determine due to the presence of several timelines overlapping at the meeting.
5: The belief of a god is a capricious thing, but the endurance of several beings who are no longer actively followed on any world is a fascinating occurrence worthy of further examination.
6: While many have attempted to find the location of what other wanderers have called "The God's Hold," none have so far done so. A collection of the adventures of several explorers and searchers is collected currently in the west wing, under the Divinities section.
7: The being that was addressed was believed to be Viracocha, but the shade was so exceptionally faded that it is unknown exactly whom Nergal was addressing.


Of the Magpies

One for sorrow,
Two for mirth
Three for a funeral,
Four for birth
Five for your wings,
Six for your beak;
Seven for a secret,
Never to speak.
1

The Magpies refer to themselves as “Collectors,” and while they bear superficial similarities to the Jailors, they are a less powerful yet more annoying threat, due directly to their ability to navigate the ways.2 The Magpies have let themselves into the Library several times, looking for tomes or documents. More rarely, they approach wanderers in an attempt to coerce them into aiding them in procuring things.3

Currently, there is neither rhyme nor reason to the things they seem to be searching for, and while various Magpies have been captured coming into or leaving the Library, countless others have absconded successfully with tomes or artifacts.4 Previous investigations into their nature have turned up nothing, and the Second Archivist5 named them “Magpies,” because they seemed to grab at only the “shiny” things they saw, regardless of value. Current thinking regards the Magpies as more of a nuisance than anything.


"Always address th' Magpies with respect, but don' be afraid to cross yourself neither. Bow t' them. If they walk over to ya, pinch yorself, so ya know y'aint dreamin', then cross yor thumbs and hold it up to 'em an say 'Defil, Defil, I defy thee!' three times! And don't ya never, never let 'em touch ya or follow ya home!" —Cormellian Nicodemus Shank

1: Earliest extant version of “One for Sorrow,” circa 1498.
2: The Magpies apparently navigate through natural means, and the mechanism they use to do so is entirely unknown.
3: Several books have been written on the adventures the Magpies have sent people on, and a full list of them is recorded in the Southern Deep Wing.
4: A full list of books believed to have been stolen by the Magpies is maintained by the current Archivist.
5: Caduale Mezerizo, the shortest serving archivist, who died in his sleep the first time he allowed himself to rest.


Of the Madmen

twisting fires burning
burning
burning
my eyes were
burning
they burned me
made me listen
made my obey
help me please
1

The Madmen first appeared in the Ways at the beginning of the last century. At first, they were welcomed to the Library, as we believed them to be the foretold coming of the new wanderers, but quickly, we discovered our mistake. They were not as they seemed, and when we discovered how closely akin to the Jailors they were, we acted with haste to bar them. Today, they still wander the ways through some unknown method, sometimes attempting to regain entry. Twice they have done so, each time causing great damage. Once, they took advantage of the Great Searing to gain entry, and the second time, they had a young wanderer with them who had been broken and vivisected into obedience.

Currently, we do not fully understand their motivations or their goals, save that those who have been rescued from their clutches2 refer to them as Sowers of Discord or The Insurgency. They seem to use devices and tools which they do not divine the full ramifications of, including living beings.3 For this reason, the Madmen are to be dogged and tracked as best as possible, for they are willing to rip the world asunder for their strange desires.


“Ye know me, Elias, I’d have decked him then and there if it weren’t for that little lass he had on the leash! He was tuggin’ her about and havin’ her look at things to tell him when they’d die or disappear. I swear now, if it weren’t for the fact that her life was in danger, I’d have decked him right there, but I wasn’t gonna risk letting her get hurt, nosiree! Nosiree!”

“What did I do? Well, I waited ‘til he weren’t lookin’, and I turned myself into a pen knife and laid myself at her feet. Hehe… Sweet little thing knew just were to put it too.”

—From Cordany Wood’s “Madmen Bleed Better” 4

1: This piece of ‘found verse’ was organized into its current format by Cordany Wood. They were originally the last words of a rescued victim of the Madmen, considered to have artistic merit.
2: Those rescued include many currently considered a part of The Serpent's Hand. Several of the ones that were too broken in mind or body to be helped were put into the hands of the Jailors or allowed to be killed by the Bookburners, all at the allowance of the Madmen. Given the danger of the Jailors, no rescue attempts are currently planned.
3: Interestingly enough, the Madmen seem to delight in the use of ancient weapons, especially the god's tool and holy implements of the divine.
4: Wood's stories are an oral tradition. Wood himself is available to recite them in the speakers ossuaries in the Third Archive.


Of the Daeva

We rise! Our age long sleep
is now a memory of the distant
past. We will strike down our
jailers, and they will know that
our revenge is complete! The
Library shall burn! The books
shall be consumed! And I
will feast on the heart of the
great keeper who watches
over their books. An ending is
coming. For we are written.
1

It is a fairly simply, regular occurrence that reality changes books. Beowulf was changed by the Christian monks that rewrote it, for example, to justify its existence in their libraries.2 The Daeva are a different situation entirely.

It is suspected that at some point, the Daeva were wanderers themselves, the cast-off leavings of another world that had died on some catastrophe or another, and that some of them reached the Library at its founding, as the Tale of Cornerstone confirms. However, at some point, they left the realities forever, leaving behind a book.3 Unfortunately, this is not something that can be easily or simply verified, due to the very nature of the Daeva themselves.

The Daeva occupy a text which is continually in the process of writing itself. As it continues, references to it appear in other volumes,4 though they do not appear in the memories of those old enough to remember the events themselves. 5 What is truly confounding is that the evidence of the Daeva appears to be writing itself into history as the volume continues to be written. Therefore, while texts mention them as wanderers from another world, there is no way to be certain.

What is certainly known is that the Daeva have a vendetta against the Library for reasons unknown, though it has been theorized that something about the magic of the place possibly threw them into their current condition. Various texts have appeared, seemingly at random, telling of wars the Daeva fought against the Library and its denizens, though no record of such a war existed before.6 Most worrisome is the possibility that these events will suddenly come into existence should the original text become complete.


"The blades of bone and flesh and ink slitted into his neck, and the Chief Archivist died, his eyes alone there to witness his own death, as all the others were blind. And as the new one's eyes grew bright again, so too were they dimmed by the blade. And one by one, they all fell, until there was silence in the Library. And then the sound of two hands clapping. 'So we meet again.'" —Only known surviving excerpt from The Victory of the Daevas, Author Unknown 7

1: Inscription from The Legend of the Daeveas. Author unknown.
2: Consider also Martin Swartling’s The Prince of Starfellows or Jehova’s The Bible.
3: While the dust jacket for the text is still kept, the book itself, A Chronicle of the Daevas, was lost ages ago. It is currently believed to be in the hands of the Merchants or the Jailors. While the former could be convinced to sell the text, the price would doubtless escalate if our interest is known. There are no plans to attempt to retrieve the book from the Jailors if they are the culprits.
4: For a full list of changes in footnotes and suddenly generated texts, consult Legacy of the Daevas, currently maintained by Antonius Typhon.
5: Scaramungia and Irad both claim no memory of the described beings.
6: Such events as 'The Slitting of the Gryphon's Throat' and 'The End of Faith' are noted to be the turning points in these battles, though both these beings are known to have served their terms admirably.
7: This fragment was found on a burned and damaged page in the First Archive. The name of the book is entirely unknown, this title having been ascribed to it by its discoverer. Further information is greatly sought.


And there you are. I trust that this is everything you need at this time. Should you find another bunch who scare you, intimidate you, or give you pause, I trust you will research them more thoroughly yourself. If, however, you have a request for actual knowledge, something of depth and importance, something like information about the Wailing City or the Stone Books, then I will be more than happy to answer them. Those are things of interest. Trivialities like these have never been a strong suit of mine, and I do not enjoy being saddled with them.

Regards,

Jericho Benalsh, 7th Chief Archivist of the Library


Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License