Gran Devoradora

Se trata de un tipo de virus artificial que fue creado por la Sociedad de los Doctores Muertos por órdenes de Kígyó, con el objetivo de sumir al mundo en un estado caótico similar al Siglo XV durante el suceso conocido como La Peste Negra y forzar a la humanidad a seguir con el proceso de selección natural para imponer un nuevo orden mundial, con la Sociedad y su "Divinidad" creada a la cabeza de este.

Casi a finales del Siglo XVIII, una familia procedente del entonces Imperio Austrohúngaro con una clase alta pero fortuna ya ensombrecida, viajo desde su país natal hasta las estepas de Siberia aprovechando una invitación por parte de la Zarina Catalina la Grande, quien solía pensar que los extranjeros eran beneficiosos para el Imperio Ruso. Junto con otras familias de la capital rusa, se establecieron cerca del Lago Baikal donde fundaron una colonia, misma que perduro por cerca de cincuenta años, pero entre ellos traían a un niño, Kígyó, en aquel entonces con diez años de edad, tuvo en su infancia la mala suerte de no conocer a sus dos progenitores, algo que lo marco profundamente a lo largo de los años, sin embargo conto con el apoyo de varios miembros de su clan familiar quienes le sirvieron de continuo soporte en sus años mas difíciles y le incitaron a seguir la profesión de la medicina, misma que era la de la familia.

En su adolescencia, se topo con unos manuscritos extraños entre las cosas de su padre, entre ellos una especie de libro cuyo titulo rezaba Xogoth. En aquel libro leyó sobre los innumerables enigmas del mundo y la ignorancia del hombre en cuanto a ellos, pero lo que mas le intereso fue el hincapié que el autor de aquella maldita obra le daba la inferioridad del ser humano en comparación a las otras razas ocultas. Aquello lo llevo a un profundo debate en su interior sobre las razones de la profesión que intentaba abrazar, sin darse cuenta, con el paso del tiempo, Kígyó se transformó en un monstruo. En algún punto entre sus profundas reflexiones, la inmensidad y complejidad de estas, sumada a las erróneas interpretaciones que tenia de varios párrafos del libro y a el trauma que poseía por la carencia de padres y figuras dominativas hacia el, comenzó a alucinar con una entidad conocida como Bolshaya Pozhiratela la cual vislumbraba como el autentico mesías para el mundo y la ultima esperanza humana para evitar la extinción por parte de los Inhumanos y los Insondables a quienes veía como enemigos acérrimos que podían usurpar en cualquier momento la posición privilegiada de la raza humana.

Mientras atendía a los aldeanos oriundos de aldeas cercanas victimas de distintas enfermedades mórbidos pensamientos corrían por su mente preguntándose el que pasaría si lograba forzar el cuerpo de ellos hasta su limite. Los continuos experimentos, todos con distintas enfermedades que aplico en varias victimas inocentes, secuestradas con la ayuda de gente sin escrúpulos que obtenía dinero a cambio de su silencio fueron dando frutos. Así fue cómo surgió la Plaga de la Carne. Fruto de docenas de experimentos en un lapso de cerca de media década, Kígyó consiguió al fin un adelanto para la creación su ya ansiada divinidad y por medios desconocidos, insertivo en su circulo familiar un fanatismo fervoso hacia sus creencias las cuales convirtieron a su familia en un culto que rayaba ya en lo pseudo-cientifico y el esoterismo. Con el apoyo y lealtad de su familia y más adelante, de varias otras que vivían a su sombra, Kígyó soltó su pérfida creación en la región, ocasionando una terrible peste que primero mato los cultivos, más adelante emponzoño el agua y el aire, volviendo la estepa al sur del Lago Baikal un lugar inhabitable, en el que el segundo efecto de la plaga dio frutos.

“Parece ser, en primera instancia, una enfermedad contagiosa de la piel con síntomas que incluyen erupción cutánea, picor y sensibilidad. Al cabo de 3 horas tras el contagio, la enfermedad causa manchas parecidas a fuertes cicatrices en las áreas del pecho y el brazo, extendiéndose a las piernas y la espalda en la siguiente hora. La víctima es consumida completamente en 5 horas. La exposición altas temperaturas disminuye enormemente el tiempo de propagación y se ha llegado a registrar una duración de 5 minutos.”

“Tras la infección, las funciones de la víctima cesan durante unos 3 minutos para volver a reanudarse con el doble o triple la actividad de un ser humano normal. Después de esto, el tejido cicatrizado de las víctimas empezará a moverse por cuenta propia y a crecer rápidamente. Los rasgos humanos comienzan a desaparecer y la mutación va ocurriendo al azar. Los sujetos observados en esta etapa de la infección presentan el crecimiento de tres o más tipos de extremidades como brazos o piernas, la cabeza puede deformarse, alargarse o ensancharse, partes del sujeto se pueden dividir para dar lugar al crecimiento de más partes de carne. La duración de esta etapa es desconocida y no todos los sujetos aparentan con llegar a las últimas etapas.”

“En condiciones desconocidas, la persona infectada deja de moverse y se coloca en un lugar que estime conveniente en el cual echa raíces. El crecimiento carnoso comenzará a propagarse a través de todos los objetos que lo rodean para consumirlos. Tales objetos no propagan la infección como seres vivientes, el contacto prolongado con estos objetos se registra más adelante en este documento. Con este comportamiento se intenta crear un área cómoda para el crecimiento continuado de la infección.”

“Las personas infectadas con la enfermedad intentan buscar ayuda como impulso humano natural dando lugar a infecciones no deseadas. Las personas infectadas más allá de la fase de tejido de la cicatriz activa, tratan, agresivamente, de infectar a cualquier persona que intente acercarse a ellos dentro de un área definida. Se ha establecido que un infectado es capaz de ver y observar a un no infectado y se lanzarán hacia ellos. Si el infectado ha perdido la capacidad de la visión, un rango aproximadamente de 30 metros a su alrededor se considera seguro.”

-Extracto de la carta de Kígyó encontrada en el instituto Iossif Stalin, casi 125 años después,en los sucesos de La Plaga de Octubre.-

Tras los sucesos ocurridos ahí, el Zar Alejandro II declaro una purga contra la localidad infectada, misma que término presuntamente con la muerte de Kígyó y su pérfido culto, quienes encontraron su final entre las llamas de la tierra que infectaron. Curiosamente, en ese mismo lugar seria construida otra localidad casi cien años después, pero en la cual hubo sucesos trágicos debido a los vapores tóxicos emanados por los cadáveres carbonizados bajo el pueblo. Durante este periodo, un pueblo se alzó a considerable distancia de aquella región, fundado según varios rumores, por unas cien familias, que pertenecían a la red que el culto de Kígyó, que no se había extinguido.

Con el paso de los años, algunos aldeanos terminaron por formar una nueva asociación que seguía los pasos de la familia y dirigieron los hilos del pueblo desde las sobras, incluso construyendo una red subterránea donde llevaban a cabo sus experimentos, con la esperanza de no solo replicar, sino que también mejorar la fórmula de Kígyó y poder crear a su ansiada divinidad. Se sabe que uno de sus miembros, de nombre Juvlichenko tenía en su poder los manuscritos originales de Kígyó, entre los cuales estaba el Xogoth, mismo que compartió con los demás miembros de su orden, quienes mostraron un verdadero interés en el énfasis dado a las criaturas conocidas como Xothoth, incluso iniciando una búsqueda de los vestigios de dichos seres, que lograron encontrar años después.

Del fondo del Lago Baikal, extrajeron un aerolito en el cual encontraron diversos fluidos que coincidían a la perfección con los descritos en el libro, probaron sus extraordinarias capacidades de fagocitación y asimilación bilógica con otros seres vivos, incluyendo humanos y más adelante consiguieron inocularlo dentro de los cultivos de su versión inferior de la Plaga de la Carne, llevando a cabo una evolución forzosa que culmino en una cepa cuyos efectos serian espeluznantes en otros organismos.

Casi cien años después del periodo anterior se puede ver el progreso que la Sociedad de los Doctores Muertos logro en el campo de la alteración genética, siendo capaces de crear la cepa final y compactarla en una dosis tan pequeña, pero que basto para poder arrasar con todo a cien kilómetros a la redonda, convirtiendo a Herrbergorth en el foco de la infección mundial que llevaría al virus a cumplir el sueño idealizado.

Posteriormente, se puede ver como esta es capaz de provocar una epidemia entre los aldeanos mientras que la plaga crece en su interior alimentándose de ellos, lo mismo ocurre con el bosque, cuya vegetación comienza a ser devorada y asimilada creando el prototipo para el “cuerpo” de Bolshaya Pozhiratel. También se puede ver como los efectos de la plaga son tales que pueden ser capaces de reanimar materia muerta incluso cuando esta está en un estado más allá de la putrefacción, lo que llevo a aparecer una nueva forma de vida vulgarmente llamada “Yekov.”

Una vez que la Plaga alcanza a completar su incubación, esta se manifiesta en las personas causando la aparición de protuberancias hechas con la propia materia asimilada de sus cuerpos, quienes se van extendiendo buscando cualquier trozo orgánico que consumir y asimilar, lo que le da una apariencia de un gigantesco hongo, con una mentalidad de colmena, ya que sus múltiples apéndices, ya sean andantes (Rekovo) o cadáveres reanimados (Yekov) son capaces de obedecerle.

El virus que más adelante se conocería como la Gran Devoradora sufrió bastantes cambios con el paso del tiempo, a consecuencia de continuas alteraciones por parte los doctores. Esta cepa, creada a base de las reacciones de microorganismos durante los procesos de descomposición de los cadáveres sometidos a distintas posiciones fue la mayor creación de Kígyó, quien describió sus efectos de una manera bastante calmada.

“Mi “plaga” ataca directamente los tejidos cutáneos y causa una extensa cicatrización externa mientras que por dentro los corroe, lo que lleva a terribles deformidades y protuberancias aparecer sobre la piel de los infectados, en ocasiones hechas con su propia carne afectada, con el paso del tiempo el individuo pierde la noción de sí mismo y tiene el brutal instinto de propagar la infección, cueste lo que cueste”

Esta terrible enfermedad fue la que azoto la localidad original de la familia cobrado cerca de mil vidas, entre ellos varios siervos rusos y de dicha familia, fue necesaria la intervención de ejército ruso para contener la infección y a sus abominables infectados, los cuales encontraron su fin en una gran purga, misma que consumió todo ese pueblo. Por lo que se sabe, durante la infección, aparecieron solamente dos nuevos tipos de seres vivos, los cuales, por su repulsivo aspecto fueron parcialmente exterminados.

Gouruta: La fase de la infección en un individuo ya sea humano o animal en etapas medias, largas deformidades y protuberancias brotaban de estos mientras que poseen la libertad de desplazarse, aunque el peso de sus mutaciones les de mucho lastre, con el tiempo, llegan a evolucionar al siguiente espécimen encontrado.

Fouruta:La fase final de la infección , e algún punto, el lastre es tal para los Gouruta, que terminan por quedarse inmóviles mientras que las ramificaciones carnosas que surgen de sus deformidades se convierten en ataduras en el suelo, mutando a una especie de organismo mas parecido a un hongo que cumple con el mismo propósito de propagarse, pero asimilando la plaga a su propio "cuerpo". Al parecer dicha fase de la infección es la primera en las especies vegetales y fungi.

Denominada la evolución de la Plaga de la Carne, esta reúne algunas de sus características, peor también las combina con el proceso de asimilación orgánica propio de la especie Xothoth, sin embargo, mediante un cultivo de células, se descubrió que la inoculación de estas al torrente sanguíneo de un individuo podia ser la clave para la eclosión exitosa de la Plaga.

Tras fermentar estas, lograron obtener un orbe orgánico que nació de la union entre los organismos, mismo que seria considerado como uno de los inventos mas atroces jamás realizados, el que seria denominado: estomago del diablo..

Ese objeto, no mas grand en aquel entonces que una pelota de tenis, se trataba de una especie de órgano artificial, cuyas acciones en el cuerpo del huésped donde era alojado eran todo salvo beneficiosas, por razones que se dieron a conocer después.

Probado en el interior del vientre de un cosaco declarado demente en Herrbergort cincuenta años después de la Plaga de la Carne, sus efectos no fueron an eficientes como lo esperado, lo que llevo a una modificación de la cepa que no llegaría a perfeccionarse hasta dentro de cien años.

Poco se sabe de esta clase de cepa, pero en el se pudo ver dos nuevos tipos de organismos, algo mas rudimentarios que los de su antecesor pero que durante la cepa final, se desenvolverían como extremadamente influyentes:

D'yavol vlechet
Dicho organismo, cumple el papel de un órgano artificial cuya fisiología puede ser descrita como la de un "órgano vampiro u parasitario" pues sobrevive de el flujo de nutrientes de su huésped mientras se expenda en el interior de este como una especie de tumor, al parecer, se necesito una simple carga de células de su cultivo para reanimarlo y convertir a su huésped en una especie de Yekov.

Yekov
Es quizás un efecto secundario de la cepa A, pues logro reanimar un cadaver de mas de cien años para que pudiera seguir con su labor de consumir, rompiendo el ciclo de inmovilidad que la Plaga de la Carne había impuesto. Se trata de cadáveres independientemente de su estado, reanimados mediante los impulsos bioelectricos que su D'yavol vlechet emite, son impulsados por estos y el instinto mas primitivo de cualquier especie: el hambre.

La cepa final y perfeccionada ha evolucionado desde ser un simple microrganismo capaz de asimilar mediante la fagocitación a ser un conjunto de virus capaces de crear estructuras orgánicas muy al estilo de la especie Xothoth y de su antecesora, la Plaga de la Carne. En este nivel, no es necesario el introducir las Entrañas del Diablo dentro de un individuo para infectarlo, pues ahora, con que solo una pequeña pieza de microrganismo logre penetrar al torrente sanguíneo del individuo, la infección es un hecho.

Pues este logra alimentarse de los nutrientes mientras se apega a cualquier órgano, comúnmente el estomago, donde va creciendo hasta convertirse en una masa de tejidos que empieza a extender ramificaciones a lo largo del interior del infectado controlando así su flujo de nutrientes, llevando al cuerpo en un estado de auto-canibalismo tras el cual, a su debido tiempo, la victima muere en varios casos, pero su organismo se mantiene vivo gracias a la influencia del recién creada Entrañas del Diablo, quien esta incubando en el interior de su huésped preparándose para la eclosión. En caso de infección sobre los vegetales, estos se pudren a una velocidad alarmante mientras que de sus restos comienzan a brotar ramificaciones repletas de protuberancias, que al menor indicio de calor, emiten una especie de vapor rojizo cuyos efectos, además de incluir ceguera temporal, llevan irrevocablemente a la infección.

Yekov
Un efecto secundario de la plaga consigue reanimar las células muertas propiciando la creación de más tejido aunque en un estado de deterioración susceptible a una mutación parcial en la materia de la cual está hecha la propia plaga, son dominados por la inteligencia colectiva de la Gran Devoradora, quien se sirve de ellos como marionetas las cuales actúan siguiendo su impulso primal, mientras devoran cualquier ser vivo que se mueve.

Rekovo
Son la fase de la infección en los huéspedes vivos, estos se componen principalmente de su estructura original, ahora parcialmente ocupada por protuberancias generadas por la propia materia de su Entrañas del Diablo, son incapaces de actuar por su cuenta y con el paso del tiempo, terminan incorporándose a las raíces del cuerpo de la Plaga.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License