Entranas del Diablo

También llamadas Entrañas del Diablo son una especie de organismos artificiales creados por la fusión de un cultivo de células infectadas con el Gen de la Plaga de la Carne y la inoculacion de fluidos segregados por los restos de un organismo conocido como Xothoth con el propósito de fungir como armas biológicas e incubadores de diversas creaturas. Fueron creados por la Sociedad de los Doctores Muertos durante un experimento. El resultado fue un fluido que en contacto con la materia orgánica, asimilaba una forma bultosa que actuaba como una especie de organismo parasitario. Tras introducirlo en sujetos de prueba, estos comenzaron a sufrir de un intenso dolor a producto de el organismo en su interior consumiendo sus nutrientes y devorándolos desde adentro, pero también se podía ver un incremento tanto en la fuerza como en la velocidad y reflejos.

Un posterior estudio señalaba que las propias células se ralentizaban atrofiando severamente el reloj biológico de los individuos, lo que les llevo a tener una longevidad mucho mayor. Desgraciadamente no fue una existencia placentera, pues el "órgano" no tardo en llegar a su etapa madura y soltar en su interior su propia materia asimilada, creando una estructura orgánica dentro del cuerpo de los individuos perforándolo desde adentro y matándolo al instante, solo para que el parásito tomara el control. Eso llevo a la creación de los individuos conocidos como Rekovo.

La introducción de estos genera una serie de células que entran en reacción una vez que entran en contacto con cualquier fuente orgánica. Una vez que se apegan a su fuente de alimento, las células comienzan el proceso de consumo y posterior asimilación derivado de la técnica genética de la especie Xothoth mientras que terminan por segregar la materia asimilada en una forma carnosa que en la mayoría de los casos tiene una forma semi-esférica.

Aquella estructura se convierte en un órgano invasor en el sistema de su nuevo anfitrión pero actúa de manera independiente, manteniendo un peligroso balance en relación al resto de los demás órganos. Dicho organismo, cumple el papel de un órgano artificial cuya fisiología puede ser descrita como la de un órgano vampiro u parasitario pues sobrevive de el flujo de nutrientes de su huésped mientras se expenda en el interior de este como una especie de tumor, al parecer, se necesito una simple carga de células de su cultivo para reanimarlo y convertir a su huésped en una especie de Yekov.

Tras la posterior extensión de este por la mayor parte del sistema de la victima, comienza a tomar el control total del cuerpo de su huésped por medio de sus ramificaciones nerviosas y su control sobre el flujo de nutrientes. Es solo cuestión de tiempo para que este tome el control del cerebro y pueda obtener el dominio absoluto sobre el cuerpo. En la mayoría de los casos, el huésped no sobrevive pero eso es irrelevante para el Parásito, pues el cuerpo se mantiene vivo gracias a la influencia del virus.

Cierto tiempo después, se revela el propósito del cuerpo, pues en su interior, el virus incuba su propia materia asimilada que no es otra cosa que la Gran Devoradora en un estado solidificado, pues este logra alimentarse de los nutrientes mientras se apega a cualquier órgano, comúnmente el estomago, donde va creciendo hasta convertirse en una masa de tejidos que empieza a extender ramificaciones a lo largo del interior del infectado controlando así su flujo de nutrientes, llevando al cuerpo en un estado de auto-canibalismo tras el cual, a su debido tiempo, la victima muere en varios casos, pero su organismo se mantiene vivo gracias a la influencia del recién creado virus, quien esta incubando en el interior de su huésped preparándose para la eclosión.

Su apariencia puede variar enormemente, pero la mayoría mantiene una vaga figura semi-esferica con ciertos bultos y en ocasiones pequeñas fosas que se contraen. Mas adelante se supo que aquellas fosas son respiraderos por los cuales se filtran los nutrientes y en ocasiones, en los especímenes mas maduros se encontraba una especie de ventosa repleta de afilados dientes, una boca que en el ultimo de los casos, que les sirve para clavarse en las paredes de los órganos internos y sustraer violentamente los nutrientes. En cierto estado, logran desarrollar una serie de apéndices con aspecto de ramificaciones carnosas con una terminal nerviosa que les sirven como rutas de acceso del flujo de nutrientes internos. Dichos apéndices son capaces de entrelazarse tanto con las venas y las arterias y ser capaces de atrofiar el sistema circulatorio.

También pueden llegar a formar varias Entrañas del Diablo de menor tamaño y menor influencia en distintos puntos del interior de su huésped con el objetivo de tener un mayor control sobre el flujo de nutrientes y mas "bancos" de células y materia desunida de la Gran Devoradora cuando la eclosión ocurra. Una vez que esto ultimo ocurre, las Entrañas del Diablo expulsan toda la materia asimilada en su interior y la solidifican perforando el cuerpo de su anfitrión y tomando el control de este si el anfitrión muere y ocupando su cuerpo si este vive. Con la influencia genética de la Plaga de la Carne forma bultos carnosos y figuras simples en el cuerpo de la victima para asegurar la extensión de la Plaga, convirtiéndose en un Rekovo con una Gran Devoradora como su nuevo cerebro, a las ordenes de la entidad colectiva formada del "Núcleo" de la Gran Devoradora.

Las Entrañas del Diablo tiene el mismo principio que los Jì Shēngwù de la Universidad. Ambos son organismos parásitos que brotan de la propia carne de su huésped y evolucionan el cuerpo de este, para su beneficio propio.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License