El Wendigo
Image Unavailable

Es una Manifestación del Miedo a la Adicción. Ellos son humanos que cayeron al canibalismo en la naturaleza para evitar morir de hambre. Monstruos glotones incapaces de satisfacer su hambre, los Wendigos pasan la mayoría de su tiempo cazando cualquier creatura viviente que traspase su territorio. Su forma favorita de sustento es la carne humana, la cual usualmente adquieren al asesinar alpinistas o turistas que exploran las montañas cubiertas de nieve que habitan. En raras ocasiones los Wendigos les perdonarán su vida para así transformarlos en otros miembros de su especie mordiendolos o alimentando los con el cadáver de otra víctima por medio de pre-masticacion.

Incluso aunque ellos forman grupos entre ellos, los Wendigos pueden volverse contra unos a otros durante escasez de comida o para reducir la competencia. Grupos de Wendigos rivales suelen luchar por territorio y solo aceptarán Wendigos que ellos convirtieron personalmente o que fueron sus amigos cuando fueron humanos. Incluso esto no es una garantía de seguridad, ya que cada Wendigos es una creatura bestial inata que le concierne solo su propio bien.

Los Wendigos son seres altamente territoriales que rastrean a sus presas durante varias horas, aparentemente disfrutando sádicamente del acecho de humanos durante largos períodos de tiempo. Las cacerías pueden durar desde unos pocos días hasta un mes entero antes de que finalmente llegue un Wendigo. Por lo general, hacen esto camuflándose en la nieve o trepando en los árboles antes de caer y abalanzarse sobre los humanos. Una vez que un Wendigo ha atrapado a su presa, matará al humano desgarrándolos con sus afiladas garras o arrancándole los ojos. Son capaces de imitar el habla humana en cierta medida, lo que les permite atraer a su presa hacia trampas complejas. Esto sugiere que retienen al menos parte de su inteligencia humana y que todos son capaces de una comprensión cognitiva básica con respecto a la supervivencia y la caza.

A menudo atormentarán psicológicamente a su presa para engañarlos y así cometer más errores. El método más común en el que hacen esto es aullando a su presa a distancia, especialmente cuando caminan solos por el bosque o duermen solos en tiendas de campaña. Solo su objetivo actual puede escuchar estos ruidos por alguna razón, lo que a menudo lleva a sus amigos a descartar los sonidos como algo que imaginaban cuando aparecía. Los gritos de Wendigo se harán progresivamente más fuertes y casi parecerán estar más cerca a medida que pase el tiempo, lo que hará que la persona se vaya separando lentamente del estrés. Una vez que el Wendigo esté jugando con su presa, capturará sistemáticamente a todos los amigos de su objetivo uno por uno hasta que solo queden ellos dos. La víctima puede llagar a suicidarse para poner fin a su sufrimiento o hacer un último esfuerzo para escapar, solo para ser asesinado violentamente mientras intentan huir.

Ocasionalmente, Wendigos atrapará a sus víctimas enviándolas a una dimensión de bolsillo llamada la Tierra Helada, una gran tundra congelada o un bosque sin vida, que nieva constantemente. Poco se sabe acerca de este reino áspero ya que las víctimas rara vez escapan, y casi siempre terminan muriendo antes de que puedan revelar mucho. Se sospecha que de aqui es de donde provienen los espíritus de los Wendigos, una representación de su inanición, o un reflejo de nuestro mundo debido a las mismas ubicaciones e infraestructura que aparecen allí, aunque totalmente congelados y dilapidados. Los Wendigos son supuestamente capaces de controlar el clima en esta dimensión, aumentando o disminuyendo la intensidad del viento y la nieve dependiendo de lo que se ajuste a sus necesidades. Las únicas criaturas en este lugar además de los Wendigos son los árboles, que pueden cobrar vida y atrapar a la gente con sus ramas. A pesar de que generalmente trabajan juntos para compartir una comida, los árboles son tan voraces como los Wendigos y los traicionarán para que puedan capturar sus presas.

Los Wendigos son criaturas colosales, demacradas, con cabezas caninas o de ciervos y grandes bocas rotas que se tiñeron permanentemente de color rojo sangre. No importa cuánto coman, siempre permanecerán antinaturalmente delgadas, a menudo hasta el punto en que se pueden ver sus huesos presionando contra sus estómagos. Comúnmente tienen pieles blancas o grises que se dice que huelen como una combinación nociva de aguas residuales sin procesar y carne en descomposición. La mayoría de los Wendigos también tienen cornamentas o cuernos, que usan para empalar o incapacitar a sus presas. Otras características dignas de mención incluyen sus ojos rojos, orejas puntiagudas, lenguas largas y viscosas, dientes amarillos y afiladas garras en sus patas traseras y delanteras. Los wendigos también crecen significativamente más grandes cada vez que comen a una persona, y algunos alcanzan al menos quince pies de altura. Esta parece ser la altura máxima de la especie, ya que no se han registrado avistamientos de Wendigos más grandes. También existen otras variedades más inusuales de Wendigo, pero son mucho más raras que sus hermanos más estereotipados.

Otros nombres conocidos del Wendigos son: la Bestia de Ceniza Clara, Carnicero, el Horror de la Sangre, el Caníbal de Hielo, Cazadores de Hombres, el Salvaje, el Hambriento, Aquel Que Corrompe y el Dios que No Perdona.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License