El Regimen del Titiritero
Regime

¿Alguna vez llegaste a oír hablar de la obra musical "El Régimen del Titiritero"? Lo más probable es que no. De hecho, incluso los amantes de musicales a menudo no saben la historia de esta pequeña producción.

Durante la etapa musical de 1934 fue escrito por músicos anónimos. Es protagonizada por artistas como Timmy "Cutiepie " Wright, Sally Wilkes, Henry Gregory, así como muchos otros. En ese momento, era el espectáculo más caro de esa fecha.

Se dice que es el más grande, más espectacular espectáculo que nunca se viera.


Del Testamento de Tyler Warwick (1901-1983)
"Fui a ver el espectáculo alrededor de una semana después de cumplir los treinta y tres. El billete fue un regalo de mi hermana, que sabía lo mucho que amaba los musicales. Me acuerdo de las escenografías, eran enormes. También recuerdo el programa de mano… era sólo un único punto rojo con una cara de muñeca en él. No tenía mucho sentido para mí, pero no importaba, porque iba a ver un espectáculo de Broadway… "


De el testimonio de Georgina Largo (1911-1984)
“… el elenco fue hecho completamente de gente nueva. Niños y adultos por igual que estaban deseando volver a los escenarios después de que el Vaudeville dejó de ser popular. Era bastante encantador de verdad. Recuerdo lo extraño que todo era… todo los dramaturgos y letristas y todos estaban sin nombre, y que programa de mano… era una pequeña gota de color rojo con una pequeña cara peculiar. Ni siquiera un título, sólo un punto rojo. Había llegado a Nueva York con mis padres para animar a la familia después de que mi abuela hubiera muerto… un musical de Broadway parecía lo que necesitábamos…


De el Testamento de Carl Hannigan (1920-1993)
" … Recuerdo el primer acto ¿quién podría olvidarlo? La historia era un poco difícil de seguir al principio. Había un niño que vivía en una tienda de títeres, o tal vez vivió en la calle…no, no, trabajó en el taller de marionetas, pero no tenía hogar, por lo que le proporcionaban un hogar allí. El nombre del niño era Mori…Mortim… algo raro… oh sí, era Morietum… no, Morietur. Morietur, sí. De todas formas, el empleador de Morietur era este viejo hombre llamado Sr. Obcisor. Recuerdo su nombre porque era muy espeluznante. Ambos cantaron esta canción rara con marionetas… no era una canción normal… o al menos, la música no era normal…la letra era muy encantador y la música hizo esta cosa extraña donde las notas altas y las notas bajas estaban mezcladas entre sí; realmente establecía ese extraño estado de ánimo. Pero no pensamos en nada de ello y el show progresaba… "


Del testamento de Gabriel Johnston (1919-1976)
"Este niño pequeño, Mori- Morietur, algo así, tenía una amiga llamada Trahunt y este otro amigo llamado Adolebit. Juntos hablaban de lo mucho que amaban los títeres y cantaron esta canción sobre recaudar dinero para que pudieran darse el lujo de construir su propio títere. Entonces… algo muy extraño sucedió en la historia.Los tres se dirigieron a la escuela y tenían esta maestra realmente desagradable llamada Madame Reperio… o algo así. Repetieron la canción de antes y ella les escucho por casualidad… en un primer momento sus observaciones acerca de las fantasías de los niños eran algo cómico… pero entonces la luz de los reflectores se fijo en ella y canto esta pequeña canción desgarradora sobre… bueno, que estaba a la interpretación. Era algo sobre el amor, pero tenía todas estas extrañas metáforas sobre títeres. Entonces, ella comenzó a cantar fuera de tono y fue por uno de los niños. El telón cayo y se escuchó una refriega detras del escenario. Pronto se alzó el telón de nuevo y estábamos en el taller de marionetas… "


Del testamento de Luis Roberts (1905-1967)
"Morietur y sus amigos entraron en la ciudad y cantaron una canción sobre la venta de… muñecas, creo que era, debido a que la niña hacía muñecas en su tiempo libre y tuvo que venderlas. Recuerdo esos extraños personajes de fondo. La compañía era tan absolutamente monótona… todos llevaban una vestimenta oscura, y cada uno de ellos eran muy, muy altos. Puedo recordar cómo todos ellos tenían sus rostros cubiertos por el pelo o sombreros o velos… ninguno de ellos habló… Ninguno de ellos cantó durante el transcurso de la obra…entraron en líneas perfectamente rectas, como si no fueran parte del espectáculo…de todas formas, esa extraña canción sobre la compra de muñecas … no tenía absolutamente vida. Pero por alguna razón, estos niños estaban poniendo toda su atención en ella…podía ver el dolor en sus rostros mientras ellos escuchaban las notas altas. Y otra cosa…como las letras fueron…parecían…llegar…un poco… es tan difícil de explicar. Todos ellos parecía que estaban muriendo… un poco por dentro. Parecían tan pálidos y nerviosos. De repente… me hizo sentir un poco nervioso a mi tambien… "


Del Testamento de Carrie Laurie (1921-1995)
“Todos los niños recibieron su dinero de este hombre extraño que cantó una melodía sencilla… Todavía recuerdo la letra:

A pesar de la caída de la lluvia, pequeños niños,
Todo el mundo necesita un poco de la canción,
Muñecas de madera le dan dolor, pequeños niños,
Vamos, pequeños niños, corran lejos…

Su personaje nunca fue explicado realmente. Pero recuerdo que la melodía fue… tan inquietante, algo que sientes ahí mismo en el estómago. Incluso los pequeños actores parecía un poco perturbados por el nuevo giro de los eventos. Todos ellos tartamudeaban al decir sus líneas mientras hablaban y cantaban, y todavía recuerdo cuando las bombillas de luz sobre el escenario se apagaron. Todos emitieron una especie de jadeo y un hombre creo que incluso se echó a reír. El ruido que hacía realmente asustó a la niña, la pequeña cualquiera que sea su nombre. Todos los hombres eran muy extraños. Todo lo que sé es que la bombilla de luz se había apagado, los actores estaban tropezando por el escenario… y toda la cosa parecía un fracaso terrible"


Del Testamento de Marcus Edger (1918-1968)
"… Así que después de que la bombilla de luz se apagó, todo el conjunto empezó a desmoronarse. Nosotros, el público, intentamos nuestro mejor esfuerzo para ignorarlo. Pero encontramos que era casi imposible. El maestro de títeres empezó a chillar mientras caminaba y se podía ver atrás el fondo de papel del cielo cayendo. Se apagaron las luces tenue en lo que se supuso era un intento de ocultar las malas funciones del escenario. Los niños, con la ayuda de un extrañamente monótono Sr. Obcisor, construían una marioneta… y esta canción extraña empezó a sonar. Hasta el día de hoy no sé lo que estaban diciendo. Sonaba un poco como latín, pero fui a estudiar latín en la universidad el año anterior y no se pareció en ninguna forma al lenguaje. Recuerdo que me encantó, sin embargo. Encanto a todos, todos comenzamos a sentir esa… cosa… por supuesto a través de nosotros. Recuerdo a algunas personas a nuestro alrededor que se agitaban en un intento de librarse del sonido y podía oír a la gente de las primeras filas que clamaban de dolor. Los propios actores sonaban como si estuvieran a punto de desmayarse en cualquier momento. Ellos estaban haciendo esta extraña clase de ballet y estaban tropezando entre ellos mismos y no puedo recordar cuando las luces intermitentes se apagaron. Todos nos sentamos y esperamos a la canción final, cuando… cuando… Lo siento. (Pausa) Lo siento mucho… No puedo… "


Del testamento de George Frank (1899-1999)
"… Las luces se encendían al azar, y todos estábamos rezando por que la maldita canción terminaría pronto. Sentí esta fuerza de el… nos estaba absorbiendo. Podíamos sentirlo. Los niños pequeños y los hombres títeres bailaban a su alrededor cuando… bueno, verás… (Pausa)… realmente pensé que podía hacerlo. Pensé que podía hacerlo… pero no puedo…"


Del testamento de Carolyn Marcos (1901-1949)
" … La iluminación estaba totalmente fuera de control. Fue un desastre. Y esa canción… fue horrible. Pero respecto a ella… era poderosa. Tenía poder. Observé atentamente cuando comenzaron los bailarines a saltar alrededor y… y… que… pensé que eran… las luces… "


Los acontecimientos reales de la escena final del acto I de "El Régimen de El Titiritero " ha sido tema de debate durante muchos años. No muchas personas están dispuestas a hablar sobre lo que pasó en el escenario durante los momentos finales. Muchos creen que no existe un registro real de una entrevista con alguien que estaba dispuesto al contar la historia. Esto no es cierto. Una prueba sobrevive de un Billy Prescott, que tenía sólo seis años en el momento del espectáculo. A una edad tan temprana, se podría suponer que no fue afectado por lo que sucedía.

"… No me acuerdo de mucho, porque yo era sólo un niño. Todo lo que puedo recordar es esa canción… que me estaba dando dolor de cabeza. Me volví hacia mi padre para preguntarle si podíamos salir, cuando de repente vi que escenario se iluminaba con esta luz roja. Cesó la música, un instrumento tras otro extinguió su música y juro que escuché golpear algo desde bajo del escenario. Todo el mundo estaba preguntándose lo que estaba pasando… incluso los actores. Recuerdo a una señora siendo empujada a través de la puerta de la entrada… y algunos asambleístas corriendo del escenario. Por alguna razón todo se detuvo. Recuerdo que algunas personas comenzaron a llorar allí mismo, en el escenario cuando de repente esto… debajo de la cortina…se acercó.

Es difícil describir lo que parecía. Era una pared de plástico transparente que caia desde lo alto. Varios años más tarde vi "Carrie: El Musical" en Broadway durante una de sus pocas puestas de escena… ¿Recuerdan esas cosa que bajan desde el techo cuando Carrie estaba matando a todo el mundo? Fue algo así. Un montón de escenografías de plástico cayeron sobre los lados del escenario, atrapando a todos los actores en el centro. Entonces estalló el caos…

Los actores estaban golpeando la pared de plástico, cuando de repente la cortina cayó y nos dejó en la oscuridad. El público, en ese momento, pensó que era sólo un final realmente torcido de un terrible musical. Estábamos a punto de levantarnos cuando de repente la cortina se abrió de nuevo, revelando una sola luz.y en él estaba el niño, Morietur. Se había hecho un camino a través de la pared de plástico… pudimos ver la sangre en sus manos…aún recuerdo cómo se veía…

Había cuerdas que iban en cada parte de su cuerpo… como una marioneta. No sólo eso, sino que todos pudimos ver su estómago… o la falta de este al menos. Era como si alguien hubiera puesto una enorme cuchara de helado en el vientre. Él estaba llorando por todo el escenario, y todo el mundo lo miró, sin saber qué hacer… y luego habló…

"Ayúdenme… por favor… ayúdenme…" fue todo lo que podía hacer, luego vomitó y de repente se derrumbó. Todas las luces se encendieron, y vimos al elenco.

Todos estaban muertos. Cada uno de ellos parecía exactamente igual que el niño pequeño. Todo el mundo tenía esas ataduras… y vimos como todos ellos, incluso el niño… como sus cuerdas se tensaron. Sus cuerpos sin vida se elevaron en el momento justo, y se inclinaron."

Sin embargo, no podemos estar seguros de que este es un relato creíble pero, por desgracia, es todo lo que tenemos para trabajar. "El Régimen del Titiritero " provocó horribles debate entre las compañías de teatro. Varios miembros del público tuvieron que ser tratados con terapia especial para los próximos años y el espectáculo en sí fue cubierto por la policía. Para los próximos años la compañía de teatro, así como el departamento de policía, que nunca había logrado resolver los horribles asesinatos del elenco de la serie, negó que la obra jamás haya existido. Sin embargo, en los últimos años la historia ha resurgido provocando nuevos debates sobre el tema.

El teatro que albergó el espectáculo todavía se niega a reconocer la existencia de la obra y la mayoría de los historiadores de teatro no saben nada sobre el espectáculo en general. Hasta el día de hoy, la identidad de los escritores anónimos es desconocida, y todas las copias de las grabaciones de las canciones y los informes de la policía han sido destruidos. Sin embargo, a través de antiguas copias ilegales de entrevistas y registros de teatro, podemos reunir un poco de información sobre el espectáculo.

El espectáculo en sí tuvo su primer taller en Londres en 1928. Una de las canciones, "Consigue un Títere " fue grabado con la voz del niño de doce años de edad llamsdo Garris Creely. Sin embargo, esta grabación se ha perdido, y sólo está disponible en el mercado negro de Internet. Aparte de eso, no se hicieron más registros oficiales. Algunos relatos antiguos dicen que una grabación ilegal de la escena final del primer acto que fue grabado entre bastidores, pero no podemos estar seguros de que esto sea otra cosa más que un rumor.

En cuanto a los testimonios oficiales, muy poco se hizo para que el espectáculo se diera a conocer. Por extraño que parezca, el espectáculo no fue anunciado, y sin embargo, de alguna manera era conocido lo suficiente como para haber reservado billetes para varios meses. Folletos de su noche de estreno fueron entregados. La mayoría de los miembros de la audiencia destruyeron sus copias después de ver el espectáculo pero se dice que alrededor de once sobreviven.

Por otro lado, en los últimos años ha crecido una pequeña base de fans y hace poco un revival de Broadway ha sido programado para estrenarse pronto.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License